Misión árabe de observación en Siria es suspendida debido a la violencia

(28 Ene – AFP) La misión de observación de la Liga Árabe en Siria fue suspendida el sábado debido al aumento de la violencia en el país, que ha dejado […]

(28 Ene – AFP)

La misión de observación de la Liga Árabe en Siria fue suspendida el sábado debido al aumento de la violencia en el país, que ha dejado en los últimos cuatro días un total de 210 muertos.

El anuncio de la suspensión de la misión de la Liga Árabe se produjo en momentos en que representantes de la oposición se disponían a viajar a Nueva York para pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que proteja a los civiles.

Las autoridades sirias dijeron “lamentar” esta decisión, juzgando que tendía a “aumentar las presiones con miras a una intervención extranjera en los asuntos sirios”, según la agencia oficial Sana.

El jefe de la misión de observación de la Liga Árabe en Siria, el general sudanés Mohammed Ahmed Mustafá al-Dabi, había declarado el viernes que la violencia había aumentado “de manera importante” desde el martes, en particular en Homs y Hama (centro) y en Idleb (noroeste).

Desde el martes, la violencia ha dejado al menos 210 muertos, de los cuales 142 civiles, según cifras de la AFP obtenidas a partir de informaciones oficiales y de la entidad opositora Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Los 165 observadores de la Liga Árabe fueron desplegados a partir del 26 de diciembre con el acuerdo de Damasco para vigilar la aplicación de un plan de salida de crisis que contemplaba el fin de la violencia, la liberación de los detenidos, la retirada de los tanques de las ciudades y la libre circulación de los medios extranjeros antes de la apertura de negociaciones.

Ninguna de esas cláusulas ha sido puesta en acción por Siria.

El ministro sirio de Interior afirmó este sábado que el régimen está determinado en restablecer la seguridad y “limpiar” de “delincuentes” el país, cuando éste lleva más de diez meses sumergido en la violencia por una protesta sin precedentes contra las autoridades de Damasco.